Bebés y niños pequeños, benvenuti in Italia! De Roma Antigua a la actualidad.

Italia es una tierra de turismo, y siempre ha sido así. Con una historia tan rica como la de este país, con el Imperio Romano como mayor recuerdo y fama mundial, no podía ser de otra manera. La verdad es que yo mismo me maravillo de tantas ruinas y restos que se pueden encontrar en nuestro país.

Ahora están muy de moda las cuestiones de género y en Italia ocurre algo similar. No solo en el precioso valle del río Alcántara que ha motivado siempre este blog si no en todo el país.

Hay muchos estudios que así lo demuestran:

La historia de la mujer y la historia de género en Roma Antigua : historiografía actual María Cándida Bengoochea Jove

Resumen

Se analizan los pasos recorridos por la denominada Historia de las mujeres desde sus comienzos hasta nuestros días, así como la integración de dicho modelo teórico en el estudio de la Historia antigua, en especial con respecto a la mujer romana.

Y a nadie le sonará extraño escuchar alguna que otra historia sobre el poder que muchas mujeres desarrollaron en la Roma Antigua. Sin tener igualdad de opciones para acceder a los cargos destacados del Imperio, bastantes mujeres se las ingeniaron para ejercer mucha influencia:

En este texto se analizan los ejemplos de Livia y Agripina la menor, cuyas biografías pueden mostrar cómo las mujeres se sirvieron del rol materno para intervenir en asuntos públicos. Sus vidas son relevantes porque emergen en un momento de profundos cambios en la Roma antigua, como fue la época de Augusto, quien estableció un poder dinástico en la sociedad romana. Por primera vez, en la historia occidental emergen atractivos y poderosos personajes femeninos que se implican en la gestión de los asuntos públicos y lo hacen desde su posición de madres. Sus actuaciones no dejaron de provocar ciertos recelos y temor, ya que su intromisión en espacios tradicionalmente masculinos suponía una inversión de roles, que podía poner en peligro el modelo social, claramente defensor de la primacía de los varones. En este ambiente han de comprenderse las imágenes del poder femenino que representaron, entre otras mujeres de su tiempo, Livia y Agripina; una influencia que se percibía como peligrosa, y que ha nutrido representaciones de las mujeres poderosas hasta etapas bien recientes.

Y lo hicieron como se lee en el texto, desde su papel de madres. ¿Qué hay más importante que una madre para un hombre? Ciertamente pocas cosas, si es que de verdad las hay.

Estatuas de mujeres en la Antigua Roma

Mujeres, niños y bebés en Italia en la actualidad: benvenuti!

Si en la Roma antigua (y quien habla de Roma en la antigüedad lo hace de Italia en general) destacaron las mujeres, más todavía hoy en día.

Pero no quiero desvirtuar demasiado, porque yo empecé hablando de turismo y acabo liado con el Imperio Romano. Que sí es un tema que me apasiona pero voy a intentar controlarme jaja

Hoy en día el papel de las madres es fundamental, y está muy de moda el tema de la lactancia materna. Nadie se extrañe si cito algún que otro estudio que hable al respecto, porque si algo me apasiona es la ciencia:

Existen muy pocos datos nacionales sobre las causas del destete precoz, a pesar de la amplia preocupación que ha habido sobre el tema en los últimos 20 años. Tampoco existe información sobre la situación de lactancia el sistema privado de salud, la que representa un tercio de la población nacional. Este es el principal aporte de este estudio, que nos demuestra que casi en la mitad de los casos el destete precoz está asociado a decisiones o percepciones maternas, que no necesariamente reflejan la realidad. La impresión de que el niño “queda con hambre” no siempre está asociada a un hecho objetivo o no se relaciona con la curva de crecimiento del niño. Ello podría reducirse con una mayor información en los controles de salud o con clínicas de lactancia materna. Preocupa también la alta proporción de casos en el que el destete está asociado a razones estéticas, a pesar de las insuperables ventajas de la lactancia materna, lo que refleja probablemente que la información recibida no ha sido suficiente o adecuada.

El trabajo o estudio materno aparece en una muy baja proporción como causa de destete, lo que puede poner en duda el potencial impacto de la ley de prolongación del descanso postnatal. Sin embargo, es posible que pudiera haber algún grado de superposición con la respuesta “decisión materna”, ya que las madres que deben incorporarse en las próximas semanas a un actividad laboral, puede que se “preparen previamente” iniciando una alimentación complementaria.

Otro dato interesante de destacar en la información recibida sobre lactancia materna. Aunque el 90% de las madres recibió información sobre la importancia de la lactancia materna, no es menor el hecho que eso no ocurrió en el 10% restante, proporción que fue significativamente mayor en el sistema privado de salud. Algo más de la mitad de las madres recibió información en varios momentos y de distintas fuentes, aunque lo ideal sería que eso ocuriera en todos los casos, lo que refuerza la necesidad de enfatizar el tema durante el embarazo, parto, puerperio y controles de crecimiento y desarrollo.

La prevalencia de lactancia materna exclusiva a los 6 meses mostró cifras parecidas a la información que genera el Ministerio de Salud a través del Departamento de Estadísticas e Información en Salud a nivel nacional, lo que contribuye a validar esta información. Con alguna sorpresa la situación fue similar en el sistema privado, lo que sugiere un avance muy importante en este grupo de población, aunque deben tenerse en cuenta las limitaciones de este estudio.

Se observó que a menor edad materna disminuye el período de lactancia, grupo que debiera ser prioritario para el equipo de salud en las acciones de promoción y prevención20. La alta incidencia de cesáreas es un problema a resolver, para que no afecte el inicio precoz del amamantamiento que favorece la LME hasta los 6 meses. Dos de los factores asociados en este estudio a una lactancia exclusiva hasta los 6 meses (experiencia previa exitosa, menor nivel de escolaridad) han sido descritos en la literatura13,15,16. Sin embargo, llama la atención la importante diferencia en función del sexo del lactante, lo que no ha sido descrito previamente. Este hecho sugiere la necesidad de evaluar esta asociación en estudios de mayor representatividad. Aún cuando el sistema de salud no demostró diferencias en los análisis univariados, si se demostró una situación más favorable en el sistema público, al utilizar modelos multivariados.

En la interpretación de resultados se deben considerar algunas limitantes del estudio, como su reducido tamaño de muestra, uso de una muestra no aleatoria y que las madres del sistema privado de salud, correspondían a un nivel socioeconómico más bien medio y no alto. Los datos se obtuvieron a través de una encuesta realizada en algunos casos varios meses después del destete, lo que podría determinar menor confiabilidad de la información por una sobreestimación de la duración real de la lactancia21.

A pesar de ello se aportan datos de interés para proponer y fortalecer futuras intervenciones, con acciones coordinadas del equipo de salud, la mujer y su familia durante el embarazo, parto y puerperio, en todas las instancias de contacto y seguimiento22.

Los bebés y la lactancia son bienvenidos en Italia. Si las turistas vienen con niños pequeños y desean darles pecho en público, ¡no hay problema! Benvenuti!! Y si además aplican métodos modernos de alimentacion complementaria para bebés, no creo que haya problema más allá de tener que pedir agua “no frizzante” para ahorrarse las burbujas que tan poco gustan a las mujeres de otros países.

Precisamente sobre métodos de alimentar a bebés he leído últimamente. Y ha habido uno que me ha impresionado, sin duda: el baby-led weaning.

¿Y que es el baby-led weaning te estarás preguntando, verdad? Pues aquí lo puedes ver mejor explicado:

Es el método más natural de seguir alimentando a nuestros hijos (más bien permitirles que se alimenten ellos) tras los 6 meses de Lactancia Materna Exclusiva (LME) que recomiendan la OMS y la mayoría de Asociaciones de Pediatría (AAP, AEPED…). Tras 6 meses alimentación a demanda, en la que ellos han regulado la cantidad y calidad (más o menos proteínas, lípidos, etc) de los nutrientes que han necesitado, lo más natural es permitirles que sigan con dicha autorregulación, ellos mejor que nadie saben lo que necesitan en cada momento. Simplemente nos encargaremos de poner a su alcance alimentos sanos y variados y dejar que coman lo que quieran.

Se sienta al bebé a la mesa con el resto de la familia (bien en el regazo bien en la trona) y se le permite participar de la comida familiar. No será necesario cocinar alimentos distintos para el bebé, con separar su parte antes de salar o añadir ingredientes que no debe tomar es suficiente. El bebé aprende pronto por imitación. Al principio le daremos alimentos blandos en trozos grandes (algo más que su puño) que pueda ir chupando, o incluso machacados que ellos cogen a puñados, y conforme va evolucionando le damos trozos más pequeños permitiéndole mejorar en el control de la “pinza inteligente“. Prácticamente sin darnos cuenta nuestro bebé manejará los cubiertos y beberá en vaso cuando otros niños de su edad siguen bebiendo en biberón y alimentados por papillas dadas por sus padres.

Es un poco complicado imaginar como se aplica ese método haciendo turismo, pero si las madres de la Antigua Roma consiguieron “gobernar” sin tener derecho a hacerlo a veces, y se las ingeniaron… ¡¡qué no podrán hacer las madres de hoy en día!! Desde luego, todo lo que se propongan.

Y ya no me enrollo más, que hemos tenido bastante por hoy. Otro día más, prometo escribir más a menudo (textos más cortos, tal vez).

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *